Tags

 

Se llama Malala Yousafzai y tiene 14 años.  Esta joven paquistaní fue víctima de un atentado, por alzar una voz crítica contra las restricciones que se imponen sobre jóvenes como ella y que, entre otras cosas, limitan la educación que pueden recibir.  Este desafío a las tendencias extremistas religiosas recibió una respuesta radical, en forma de amenazas que se concretaron en un hombre, un arma y dos disparos.  Su vida peligra mucho mas allá de las graves heridas que sufriera hace sólo unos días, ya que el grupo talibán ha confirmado su decisión de eliminarla, y varias activistas en pro de la educación han sido víctimas fatales de la violencia en la región.  El oscurantismo trata de vencer a toda costa, pero sean cuales sean los eventos por venir, esta joven extraordinaria transita un camino de luz.

Esta es una publicación compartida con Desván Gatero

Advertisements