Tags

Oye, hijo mío, el silencio.

Es un silencio ondulado,

un silencio,

donde resbalan valles y ecos

y que inclinan las frentes

hacia el suelo.

~Federico García Lorca en Poema de la siguiriya gitana

Advertisements